martes, 9 de marzo de 2010

Gobierno Ecuatoriano presenta Agenda de Políticas con Enfoque de Género



08-mar-2010

Discurso de la SOC. DORIS SOLIZ CARRIÓN Ministra de Coordinación de la Política



Inicio esta celebración del 8 de marzo, diciéndoles que se que el compañero presidente no es partidario de un día de celebración, sino de construir en los hechos, 365 días de derechos para las mujeres, en igualdad de oportunidades…

Pero en ese camino, en esa construcción, hemos de decir que esta es una fecha fundamental, imprescindible.

Primero, para guardar la memoria histórica y el legado de las heroicas 100 obreras de nueva york, que ofrendaron sus vidas en una huelga de la industria textil, para conquistar la rebaja de la jornada laboral de 16 a 10 horas, algo que antes ya se había reconocido a los trabajadores hombres, así como la igualdad de salarios, un tema que aun ahora no se cumple en

Su totalidad…esa fue la primera huelga organizada para la defensa laboral de la mujer, y por ello en 1910, en Copenhague se instituyo esta celebración cuyo carácter debe ser siempre resaltado y no banalizado.. Esa memoria histórica mundial tiene en nuestro país a mujeres como dolores cacuango, transito amaguaña, manuelita Sáenz, Matilde hidalgo y tantas otras a quienes también hoy rendimos homenaje!

En segundo lugar, esta fecha es una ocasión de celebrar unidas y alentadas los considerables avances y logros alcanzados, como única antes, las mujeres ecuatorianas somos reconocidas en nuestras capacidades a nivel de liderazgo social y político, en política social que reconoce cada vez más derechos a mujeres y niñas, en oportunidades productivas, en fomento cultural, en participación ambiental, en defensa, en empleo…la equidad de género es una de las grandes metas del plan de desarrollo y marca nuestra gestión en políticas publicas…pero al mismo tiempo, implica un gran esfuerzo para trabajar más en la potenciación de las mujeres, en fortalecer

Sus capacidades, conocimiento, autoestima, opciones y organización para dejar atrás las limitaciones e invisibilidad del pasado…

En tercer lugar debemos asumir los desafíos que tenemos por delante, los esfuerzos que deberemos construir para legar a las mujeres y niñas el país del buen vivir, de la igualdad de oportunidades… queremos superar la violencia y la discriminación, la pobreza que aun afecta mayoritariamente a las mujeres, queremos el reconocimiento del trabajo domestico y de toda esa trama de trabajo no remunerado con el cual las mujeres sostenemos las familias y las comunidades, y que sea compartido por los compañeros varones, queremos un marco que derechos que haga posible lo que Kate Mansfield dijera en el siglo XIX: “solo deseo ser todo aquello de lo que soy capaz” es decir, podernos desarrollar a plenitud…!

En cuarto lugar, este 8 de marzo retomamos la agenda de género conjunta entre el gobierno de la revolución ciudadana

Y el movimiento de mujeres! Quiero compartirles que en estos días hemos tenido un importante taller con la mayoría de organizaciones que conforman el movimiento social de mujeres ecuatorianas. Tanto como me siento profundamente orgullosa de pertenecer al gobierno de la revolución ciudadana que ha abierto como ningún otro las puertas a las mujeres, a su liderazgo, a sus aspiraciones, puedo decir en esta mañana, compañero presidente que me siento orgullosa de que el movimiento de mujeres se plantee una construcción conjunta y de responsabilidad compartida gobierno-movimiento de mujeres para la concreción de nuestros derechos.

Esta es una posición muy significativa en este proceso de cambio y de revolución democrática y pacifica que venimos construyendo y que esta al centro del debate de los diversos movimientos sociales. Entender que el cambio implica responsabilidades compartidas, colaboraciones sinergicas,

Alianzas estratégicas y una participación constructiva, propositiva, de derechos y responsabilidades.

Ningún actor por si solo puede provocar los cambios que el país requiere! Debemos y queremos desde las mujeres, construir un gran acuerdo nacional basado en la responsabilidad compartida y un horizonte común…y ese debe ser el derrotero de los movimientos sociales que reclaman con justeza ser participes protagónicos de esta revolución..

La revolución ciudadana tiene pues rostro de mujer, política de género, y la propuesta profunda de que juntos, mujeres y hombres, debemos seguir avanzando hacia la construcción del país del sumak kausay, que asegure que cada persona tenga la oportunidad de desarrollar su pleno potencial, y el progreso de las mujeres se reconozca como real progreso de todos los seres humanos!

Muchas gracias..
Publicar un comentario en la entrada