lunes, 9 de agosto de 2010

OTRA FORMA DE VIOLENCIA QUE HAY QUE COMBATIR


Dra. Anamaria Guzman
Neurologa

“El verdadero amor… no hace sufrir”.

El concepto de femicidio fue acuñado por primera vez por Diana Russel y Jell Radford (1992). Trata de ponerle nombre a la violencia extrema que se aplica contra una mujer, que en el fondo es cuando se culmina con el proceso de violencia, el femicidio no es sólo la muerte de una mujer cualquiera, que puede morirse por diversas causas. Este concepto va más allá. Habla de la muerte de las mujeres por causas de género, es decir, fruto de las relaciones de poder que preexisten entre hombres y mujeres.
Los narcisistas sienten que su pareja es parte de sus posesiones y creen que ésta no puede mirar a ningún otro, porque nadie es mejor que ellos. Pero cuando sienten que eso ha ocurrido, se produce el ‘furor narcisista’ y les vienen ataques de rabia que los pueden llevar a situaciones
de violencia extrema. Los narcisistas, generalmente suelen hacer pareja con personas que son dependientes y que se someten a ellos, por lo cual no habría un equilibrio de poder que les permita ponerse firmes.
Hay situaciones de vida que contribuyen a que las personas se sientan más vulnerables,inseguras y, por tanto, más expuestas a sufrir de celos enfermizos y aunque no lleguen a cometer un crimen, los celópatas suelen tener actitudes de desconfianza y de violencia física y psicológica muy destructivas que llevan a Tratar a la pareja como alguien que no merece su confianza y la pone en una situación de menoscabo, de humillación.
Los casos de femicidios están obteniendo características de epidemia en algunos países de la Región, la incidencia y consecuencias de estos asesinatos han producido un enorme daño a la democracia y a sus instituciones, perturbando la credibilidad y la eficacia de los Estados que han demostrado ser incapaces de ejercer justicia, y brindar seguridad a las mujeres.
Debemos agregar que también es violencia contra las mujeres la violencia patrimonial, que podemos entender como “acción u omisión que implica daño, pérdida, transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores, derechos o recursos económicos destinados a satisfacer las necesidades de las mujeres.
El femicidio es, por lo tanto, la afirmación más extrema de este continuum de violencia. El Femicidio es una fractura de Estado de derecho que favorece la impunidad. El femicidio es un ”crimen de Estado” y existen tres tipos:
El femicidio íntimo: es perpetuado por un varón donde existe una relación de afectividad entre el agresor y la victima. Ellos se conocen.
El femicidio no íntimo: es cometido por un extraño a la mujer. Este asesinato igual ocurre por relaciones de género, pues se ve a la mujer como un instrumento para….es el caso de las violaciones. La lógica del asesino acá es que por ser mujer a la mujer se le puede hacer
cualquier cosa.
El femicidio por conexión: Por ejemplo, cuando una niña sale en defensa de su mamá y el papá igualmente la asesina., cuestión que ya ha ocurrido. Es decir, cuando una mujer solidariza con otra mujer y es asesinada también es femicidio

Como ciudadanas y ciudadanos debemos exigir apertura de un debate, de un espacio de reflexión a partir el proyecto de ley que tipifique el femicidio, que posibilite también un análisis más amplio sobre la forma en que las leyes y las políticas públicas afrontan la violencia contra las mujeres. Se trata de una actuación de democratización del debate, más allá de los espacios formales a los que la democracia representativa lo reduce, y con interlocuciones más amplias de
las que ésta admite.
Publicar un comentario en la entrada