martes, 22 de marzo de 2011

Carta abierta al Presidente del Ecuador de organizaciones pro equidad

Guayaquil 4 Marzo 2011

ECONOMISTA
RAFAEL CORREA
PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

El Ecuador es un estado laico y de derechos tal como lo declara nuestra constitución en concordancia con la aspiración de diferentes sectores sociales del país incluyendo las mujeres, que en Montecristi apoyamos el proceso de elaboración del nuevo marco constitucional.
Uno de los derechos reconocidos es el derecho de hombres y mujeres “…a tomar decisiones libres, informadas, voluntarias y responsables sobre su sexualidad, su vida y a decidir cuándo y cuántos hijos e hijas tener, asumiendo el Estado la obligación de promover el acceso a los medios necesarios para que estas decisiones se den en condiciones seguras”
En este contexto Sr. Presidente, expresamos a usted nuestro reconocimiento por la Estrategia Intersectorial de Planificación Familiar, que convierte a este gobierno como pionero en elevar este tema de gran interés en una política de estado.
No podía ser menos Señor Presidente, es evidente su coherencia al buscar que los derechos reconocidos jurídicamente sean una vivencia real para las ecuatorianas y ecuatorianos. No es posible hacer realidad el Plan del Buen Vivir como una forma de convivencia ciudadana establecida en nuestra constitución sin reconocer el derecho de las personas a decidir sobre su vida reproductiva y a gozar de las garantías para ejercer estas decisiones de manera responsable y segura.
De manera que la Estrategia de Planificación Familiar definida en el marco de este Plan como una política de estado permitirá garantizar el derecho de las mujeres y parejas a planificar el momento en que desean un nuevo embarazo. Identificamos en esta estrategia una serie de beneficios, entre otros:
Permitirá a las mujeres cuidar su salud, cuidar la salud y desarrollo de sus hijos e hijas.
Permitirá a las mujeres que desean embarazarse recibir la atención y orientación necesaria, para hacer posible este derecho.
Permitirá reducir la muerte de muchas mujeres por embarazos y partos de alto riesgo, abortos en condiciones de riesgo (Ecuador es uno de los países con más altas tasa de mortalidad materna en la región)
Contribuirá a reducir la morbilidad y mortalidad neonatal e infantil.
Contribuirá a que las parejas puedan ofrecer mejores condiciones de vida a sus hijos e hijas.
Permitirá a las mujeres adolescentes y jóvenes actuar responsablemente sobre su vida reproductiva, previniendo embarazos, previniendo abortos (Ecuador es uno de los países con altas de tasas de embarazo adolescente en la región). Esto a su vez contribuirá a garantizar su permanencia escolar y el cumplimiento de otros proyectos de vida.
Favorecerá el acceso de las mujeres a los servicios de salud y por tanto a atender otras necesidades de su salud sexual y salud reproductiva.
Favorecerá las políticas de desarrollo del estado para garantizar mejores condiciones de vida a las familias sobre todo a las pobres y en condiciones de vulnerabilidad. Por tanto favorecerá lograr las desafiantes metas de desarrollo del país.
Para las mujeres Sr. Presidente, es importante y necesario que nuestros hijos o hijas no vengan al mundo producto de un error, olvido, violencia sexual. Tampoco por falta de información, atención y falta de orientación y acceso de métodos anticonceptivos; realidad que afecta sobre todo a las mujeres más pobres y jóvenes de este país.
Hacer efectivo este derecho de las mujeres a decidir sobre su vida reproductiva, es reconocer su condición de ciudadanas, sin ningún tipo de discriminación y sin ningún tipo de injerencia religiosa o de otro orden. El estado y sus instituciones están en la obligación de cumplir y velar por el cumplimiento de este derecho.
Las organizaciones de la sociedad civil que subscribimos esta comunicación, expresamos nuestro apoyo a la Estrategia Nacional de Planificación Familiar en todos sus componentes y estaremos vigilantes de su implementación. Respaldamos el desafío asumido por usted y su gobierno expresado en la sabatina Enlace Ciudadano 209 desde Pujilí. Es un desafío asumido con las mujeres, las jóvenes, con los niños y niñas, con las nuevas generaciones de este país.
Estamos seguras que usted no cederá a ningún tipo de presión que ponga en riesgo esta estrategia, como no lo ha hecho frente a otros temas.
¡No hay vuelta atrás para hacer real los derechos ¡
Publicar un comentario en la entrada