martes, 19 de octubre de 2010

Ser machista es mala onda


Por José Adán Silva

MANAGUA, oct (IPS) - Alejandro Silva fue conminado a defender su posición contra el machismo a punta de golpes, cuando al salir de un taller sobre equidad de género, fue agredido por otros compañeros de clases en Nicaragua que lo tildaban de homosexual.

"Fue un error, no me controlé", reconoció apenado a IPS el joven de 16 años, quien hace un año salía de un seminario sobre Nuevas Masculinidades y Equidad de Género, en un instituto público de educación de Managua, cuando se encontró con un grupo de compañeros de curso.

Aguantó mientras le gritaron obscenidades y le tildaron de "homosexual y mujercita", pero olvidó lo aprendido cuando a los otros adolescentes toquetearon a su novia, que lo acompañaba, y a él le intentaron pintarrajear la cara con pintura de labios.
Tenía muy metida en su mente una enseñanza del taller: "hombres y mujeres somos iguales, pensar que el hombre es superior se llama machismo y el machismo solo deja violencia".

Pero se lió a golpes y aunque ganó la pelea, quedó tan desmoralizado y avergonzado que dejo de asistir a los talleres ese año. Solo ahora ha vuelto a otro taller con parecidos objetivos que dictan por su barrio, en una zona pobre del este de la capital.

Silva participaba con otros adolescentes de su centro educativo en la campaña educativa "Ser machista es balurde", una palabra de la jerga juvenil nicaragüense que define el mal gusto o "la mala onda".

Ese programa está dirigido a niños y adolescentes de entre 10 y 15 años y es promovido desde 2007 por la Red Masculinidad por la Igualdad de Género (Redmas).

Amplíe la información ......... clic en el enlace
Publicar un comentario