viernes, 18 de marzo de 2011

COMUNICADO

EL FRENTE ECUATORIANO POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS[1] APOYA LA ESTRATEGIA NACIONAL DE PLANIFICACION FAMILIAR.

A LAS MUJERES Y HOMBRES DEL PAÍS...


“Algunos grupos piensan que
somos muy jóvenes para saber.
Deberían saber que somos
muy jóvenes para morir”
Felícitas Martínez - CDD

Los derechos sexuales se refieren al ejercicio de una sexualidad placentera, en sus dimensiones físicas, emocionales, espirituales, sociales y culturales, libres de violencia sexual e independiente de la procreación. Significa en definitiva que el Placer es un derecho. El ejercicio de la sexualidad saludable construye dignidad y encuentro humano.

Los derechos reproductivos implican el derecho de las personas a tomar decisiones libres e informadas sobre su vida reproductiva y a ejercer el control voluntario y seguro sobre su fecundidad.

Por lo tanto los derechos sexuales y los derechos reproductivos tienen relación con lo más íntimo de las personas, con su identidad, historia, autonomía y autodeterminación. Así el Estado ecuatoriano tiene la obligación de garantizar políticas, servicios y medios necesarios para que toda la población pueda ejercer estos derechos con libertad.

Mientras avanzamos en la afirmación de los derechos humanos, en una vida libre de violencia, en la consolidación del Estado Laico, contradictoriamente, las jerarquías de las iglesias y otros grupos conservadores, se oponen a todo tipo de iniciativa que busque garantizar el ejercicio de una sexualidad libre, segura y placentera, sin reconocer que vivimos realidades estructurales que nos afectan a la mayoría de población católica y no católica, especialmente la adolescente y joven de este país como: la pobreza, la falta de empleo, la discriminación, la violencia y acoso sexual, el feminicidio, la exclusión y otros.

Creer que la educación, la información y el acceso a métodos de anticoncepción promueven conductas como el libertinaje, incita a las relaciones sexuales tempranas es negarse a aceptar que la sexualidad de las y los adolescentes es un hecho real y cotidiano.

El Estado Laico que reivindicamos las mujeres y jóvenes, debe promover el reconocimiento de la diversidad y la pluralidad, así como el ejercicio de los derechos con libertad de conciencia, sin intolerancias ni fundamentalismos.

La libertad de conciencia es la garantía para que todas las personas que profesan una religión y las que no, decidan con autonomía y de acuerdo a su condición y vivencia propia, su destino sexual y reproductivo.

La Estrategia Nacional Intersectorial de Planificación Familiar, presentada al pueblo ecuatoriano por el Gobierno Nacional constituye una política de Estado acertada en el campo de la salud, que busca garantizar el derecho a decidir que tenemos todas y todos respecto a nuestra vida sexual y reproductiva, con autonomía, con información adecuada y una educación laica, acorde al progreso científico por tanto, libre de prejuicios y dogmas. Aporta a la reducción de embarazos en la adolescencia, a la disminución de infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH – sida.

El objetivo de esta Estrategia Nacional de Planificación Familia, al garantizar el acceso efectivo a educación e información, orientación, servicios de salud sexual y reproductiva y métodos de anticoncepción de manera gratuita en los servicios de salud del estado, es un avance importante para que las mujeres ecuatorianas, especialmente las más empobrecidas, con menos oportunidades, con menor acceso a la educación, rurales, indígenas, adolescentes, puedan tomar decisiones oportunas sobre su vida reproductiva.

En el Ecuador el promedio de hijos es de 3.3 hijos/as por mujer, pero, las mujeres más pobres tienen 5 hijos en promedio, siendo las únicas responsables de su cuidado y manutención.

En el Ecuador, una de cada 5 mujeres adolescentes estuvo embarazada o es madre y uno de cada 5 partos corresponde a adolescentes menores de 19 años.

El 57.8% de mujeres adolescentes y jóvenes que supieron de su primer embarazo, interrumpieron sus estudios, de ellas 41.3% ya no volvió a estudiar después de terminado su embarazo y quienes mayormente se ven afectadas son las mujeres del área rural.

El 33.2% de mujeres adolescentes y jóvenes que estaban trabajando dejó de hacerlo cuando supieron de su primer embarazo, de ellas 12.6% regresó a trabajar, y el 20.6% no regresó a trabajar, de ellas las mujeres más afectadas son las del área urbana, antes que la rural.

En el Ecuador una mujer aborta cada 4 minutos, es decir 125.000 mujeres al año se exponen a abortos inseguros, clandestinos e insalubres; la gran mayoría de estas mujeres no han ejercido los derechos a información y acceso a servicios de salud.

Reconocer el ejercicio de la sexualidad de las y los adolescentes y jóvenes así como su capacidad de tomar decisiones informadas y saludables es fundamental, ello ratifica su titularidad de sujetos de derechos, y su capacidad de decidir sobre sus cuerpos y su sexualidad de manera segura y placentera que les permita la consecución de sus planes y proyectos de vida.

Esta estrategia no es solo para las mujeres, incorpora a los hombres, tradicionalmente ausentes de las políticas y los programas convirtiéndolos en sujetos de derechos en concordancia con el marco constitucional. Reconoce las diversidades sexuales históricamente excluidas, violentadas, visibilizando su derecho a la igualdad y no discriminación en el acceso al derecho a la salud integral y a la salud sexual y salud reproductiva.

Por ello apoyar esta estrategia, es defender la vida digna, los derechos sexuales y derechos reproductivos como derechos humanos, el derecho a la salud integral y al buen vivir de las mujeres y hombres ecuatorianos, significa estar vigilantes de su cumplimiento libre de injerencias y posiciones morales contrarias al ejercicio de los derechos.

La implementación de una estrategia como ésta, aporta a romper el círculo de la pobreza y lograr que las decisiones más importantes de las mujeres y de los hombres en términos de su destino reproductivo se tomen con mayor conciencia y oportunidad, en igualdad de condiciones.

FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS SEXUALES Y DERECHOS REPRODUCTIVOS

Coordinadora Juvenil por la Equidad de Género
Católicas por el Derecho a Decidir – Ecuador
Fundación Desafío
Movimiento Colibri (El Oro)
Pasos y Huellas (Guayaquil)
REDLAC Red Latinoamericana por los derechos sexuales y derechos reproductivos de las y los jóvenes
Fundación Causana

Información:
coordjuvenil@yahoo.es
cdd.ecuador@gmail.com
fundaciondesafio@andinanet.net
Publicar un comentario en la entrada