viernes, 27 de mayo de 2011

El Neomachismo


Es la versión modernizada. El hombre asume que la mujer juega un rol en la sociedad, con derecho al trabajo y a su vida propia, pero en la vida en casa se cree con derecho a pedir explicaciones a su compañera y a no realizar aquellas tareas del hogar que aun se consideran poco masculinas.

Esta figura deja de lado el maltrato a la mujer, sin embargo, busca mantener el control, liderazgo, aunque de una manera más objetiva y democrática, acepta sus errores y las ventajas del sexo femenino, el neomachismo, busca un consenso de pareja en el matrimonio, pero siempre busca hacer valer su opinión y hacer más justa una familia.

El machismo ha sido un elemento de control social y explotación sexista en muchas culturas. Algunos factores que han contribuido a su supervivencia y continuidad son:

Leyes discriminatorias hacia la mujer.
Diferencia de tratamiento en el caso de infidelidades matrimoniales: en algunas culturas, el adulterio, o el embarazo previo a la concertación del matrimonio son castigadas con la muerte.
Necesidad del permiso del varón para realizar actividades económicas.
Negación del derecho a voto o de otros derechos civiles.
Educación machista desde las escuelas y la propia familia, por el cual el proceso de enculturación trata de justificar y continuar el orden social existente. Eso incluye consideración de valores positivos la sumisión al marido, el matrimonio y la procreación como una forma preferente de autorrealización.
Discriminación en el ámbito religioso, en países de predominio musulmán, en determinadas ramas del cristianismo, en los ortodoxos judíos, en el hinduismo, etc.
División sexista del trabajo, por el cual se prefieren a otros hombres en puestos decisorios. Originalmente la división sexista se fundamentó en la diferente capacidad física y muscular, en la que los hombres tenían ventaja comparativa; En cambio, en la sociedad actual la fuerza física perdió importancia, mientras que las capacidades intelectivas y las habilidades sociales fueron ganándola, lo que ha contribuido a la incorporación de muchas mujeres al trabajo asalariado. También se refiere a un pago de salario menor a las mujeres que a los hombres a cambio del mismo trabajo.
Los medios de comunicación y la publicidad sexista, al realzar ciertas conductas o modelos como siendo los más adecuados o típicos de las mujeres.

La moda femenina ha sido paradójicamente uno de los nichos de funcionamiento del machismo encubierto. Los tacones altos, el maquillaje, los esfuerzos por mantener figuras esbeltas, los sostenes, el llevar partes del cuerpo sugerentemente descubiertas (cuello, parte alta del pecho, piernas, pies) etc., no hacen sino confirmar que tácitamente la mujer debe resultar "atractiva" a su contraparte masculina. Esta actitud ha ido cambiando un poco con el tiempo disminuyendo estas tendencias. El giro de la moda ha sido tal en los inicios del siglo XXI, en algunos países, que también los hombres se preocupan por la estética de su cuerpo, usando por ejemplo, tratamientos para el cutis, ejercicios para acentuar su musculatura o ropa sensual, como camisetas y pantalones apretados, o usando prendas incómodas y de mensaje "sumiso" como sandalias que dejan los pies descubiertos.

Fuente: http://nodiscrimine.blogspot.com/2008/07/el-neomachismo.html

jueves, 26 de mayo de 2011

Una investigación concluye: "Los hombres felices son muy poco atractivos" qué les parece?

BBC Salud Miércoles, 25 de mayo de 2011

¿Qué hace a un ser humano atractivo sexualmente? Los estudios ya han investigado las características físicas que parecen ser importantes en la atracción de los sexos.

Pero ahora una nueva investigación analizó cuáles son las emociones vinculadas a la atracción sexual.

Los científicos de la Universidad de British Columbia, en Canadá, encontraron lo que describen como "diferencias drásticas" en cómo los hombres y las mujeres evalúan la atracción sexual.

Para las mujeres, los hombres felices son los menos atractivos. Los hombres que se muestran arrogantes y orgullosos son los más atractivos.

Para ellos, sin embargo, una mujer feliz es la que más atrae. Y las menos atractivas son las que muestran orgullo y confianza en sí mismas.

Reacción "carnal"


El estudio, que aparece publicado en la revista Emotion de la Asociación Psicológica Estadounidense, investigó la relación entre la atracción sexual y las emociones que más comúnmente demostramos los seres humanos.

Éstas incluyeron la felicidad, el orgullo y la vergüenza.

"Aunque mostrar una cara sonriente y feliz es considerado como esencial para las interacciones sociales, incluidas aquéllas que involucran atracción sexual, muy pocos estudios realmente han investigado si una sonrisa es, en realidad, atractiva" explica la profesora Jessica Tracy, la psicóloga que dirigió el estudio.

"La sonrisa no es consistente con el rol tradicional de los hombres de ser "fuertes y silenciosos". Y estudios en el pasado también han revelado que la felicidad es una expresión particular de la apariencia femenina" Alec Beall

"Este estudio demuestra que los hombres y las mujeres responden de formas muy diferentes a las demostraciones de emoción, incluidas las sonrisas", agrega.

La profesora Tracy y su equipo llevaron a cabo una serie de experimentos en los que participaron más de 1.000 adultos.

Éstos debían evaluar lo que consideraban más atractivo sexualmente entre cientos de imágenes que presentaban a adultos del sexo opuesto haciendo un despliegue de alguna emoción.

Por ejemplo, se mostraban con una amplia sonrisa (que es la representación universal de la felicidad), con una pose engreída con la cabeza en alto y el pecho henchido (demostrando orgullo y arrogancia) y con la cabeza baja y los hombros caídos (un despliegue de vergüenza y humildad).

Los investigadores aclararon a los participantes que no se trataba de elegir entre las imágenes a la mujer u hombre que para ellos podría ser el mejor novio o la esposa ideal.

Otros estudios en el pasado ya han investigado cuáles son las características emocionales positivas que hacen a una personalidad agradable y que convierten a una persona en un ser muy deseable como pareja en una relación.

"Queríamos obtener la reacción instintiva de los participantes sobre lo que consideraban atracción carnal y sexual" explica Alec Beall, otro de los investigadores,

"El objetivo de este estudio era explorar las primeras impresiones sobre nuestra atracción sexual a imágenes de adultos del sexo opuesto", agrega.

Los resultados sorprendieron a los investigadores.

Artículo completo; http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/05 110525_emociones_atraccion_sexual_men.shtml

jueves, 19 de mayo de 2011

“¿Somos mach♂(s)… o… menos?”


por Devanir da Silva

“¿Realmente está obsoleta la imagen del macho dominador o sólo se ha convertido en un excelente camaleón?"

Uno de las grandes preguntas en la actualidad, desde los estudios sobre la identidad masculina, es: ¿Estos cambios, o transformaciones que se pueden sospechar que están ocurriendo, tienen un carácter profundo o solamente son superficial y estético? Investigadores destacados, a nivel latinoamericano 1, han destacado que hay, por un lado, un cuestionamiento público del discurso machista, y por otro la relatividad el “rol” del hombre proveedor. El lema “ser duro como roble” ya no es tan validado como antes.

A este rol de la vieja escuela se le adjudicaba muchas características, tal como es el ser piropero. Se puede decir, dentro de la visión heterosexual, que este comportamiento pertenece a las llamadas estrategias de la galantería, más o menos correcta, del real macho. Hoy, con la presentación de un proyecto de ley 2, presentado por Leopoldo Peréz (RN) y la actual ministra del Sernam que sanciona el acoso sexual en la vía pública surge la pregunta: ¿Éste es el último clavo en la tumba del macho de la vieja escuela o éste encontrará nuevas formas de realizarse como tal en otros espacios sociales?

El proyecto apunta tanto al tema del piropo como también sancionar las tocaciones impropias de varones mujeres en el Metro de Santiago. Si bien es cierto que apunta a un resguardo de la mujer, no deja de ser una la ley que también opera desde de la protección (de un padre que cuida de su hija) a medias. Es a medias porque obedece a una lógica infantil, porque no es sino cuando un ente castigador (padre-ley) que corrige a los que se portan mal. Es esto en vez de empoderar la/s mujer/es e iniciar un proceso multifuncional desde diferentes dimensiones sociales, que apunten a los varones (re)pensar(se), desde su propia historia personal y los expectativas sociales. O sea elaborar una forma alternativa de relacionarse con las mujeres, respetando su individualidad. La ley tiende, como el ejemplo mencionado, tener sólo en cuenta las metas a corto plazo y si bien hay que empezar por algo por lo menos hagámoslo, desde los varones, de forma sincera.

Otro ejemplo para tratar este tema de si ha desaparecido o no la imagen del macho, es el caso de la violencia. La lógica instalada o socialmente legitimada, es que se castiga el que comente un acto violento porque se le amenaza que va recibir un castigo y el varón no se quiere dejar someter – por su carácter competitivo- y se inicia el ciclo de la violencia, pero que es naturalizada e invisibilizada cuando es entre hombres. O sea, y volviendo a la relación con las mujeres, se deja de golpear a las mujeres no porque se quiere dejar de hacerlo sino porque hay alguien que lo va a castigar, si es pillado en el acto. Este escenario claramente es un retroceso y finalmente un simulacro meramente superficial y estético de la igualdad.

Otro caso 3 es en el ámbito del fútbol, donde la actitud homofóbica –rechazo hacia los gays– es frecuente. Hubo un caso de un hombre futbolista que se declaró abiertamente gay en la cuarta división sueca y un periodista chileno pregunta a un jugador del Colo Colo sobre cuál es su opinión. Y este responde “hay que echarlo no más. No hay nada más que decir”. Su posterior rectificación claramente se encuentra en la lógica antes mencionada (de simular una actitud de igualdad y tolerancia a la diversidad). Hay que tener en claro que esta rectificación es parte de los logros del feminismo y de los grupos de diversidad sexual por cuanto logra instalar una demanda de respeto mínimo en temas de Derechos Humanos en el ámbito y el discurso público.

Ciertamente, todo ello deja una sensación que en realidad nada cambia, pero para no quedar con esa sensación fatalista de los nuevos escenarios que estamos experimentando (época postmoderna con sus identidades cliché como metrosexual, übersexual etc,) tenemos que valorar se está generando al menos la disposición de conversar sobre las relaciones de género y se abren así posibilidades de elaborar modelos de masculinidad alternativos.

1.- Autores tales como Mara Vivieros, Juan Guillermo Figueroa, José Olavarría, Norma Fuller, Rafael Montecino, Gary Baker, etc

Fuente: http://www.eldinamo.cl/noticia/%E2%80%9C%C2%BFsomos-mach%E2%99%82s%E2%80%A6-o%E2%80%A6-menos%E2%80%9D-por-devanir-da-silva

miércoles, 4 de mayo de 2011

Desde Ecuador... ser libres!!!!!!



En este día mundial de la libertad de expresión, ¡que las viejas peluconas me dejen en paz! Estoy harta de que quieran, a través de los medios de comunicación, imponerme su modelo de “mamá”, bella, hacendosa, “bien vestida”, que pueda recibir en medio de lujosos muebles a los invitados, que duerma en colchones a prueba de bacterias, que haga deporte con sofisticadas máquinas en el “confort” de mi hogar y disfrazada de campeona de las Olimpiadas, o que luzca ropa íntima talla anoréxica, utilice tarjeras de crédito doradas y plateadas, me llene de electrodomésticos, me comunique al instante con mis allegados por los más actualizados y costosos celulares, en fin… ¿Saben qué? ¡Achichárrense en la quinta paila!

No me interesa seguir sus consejos de corte consumista, que a más de evidenciar que estamos en el capitalismo y no en ningún socialismo, el objetivo último que persiguen es convertir, con el cuento del día de la madre, a mi familia y a mí misma en monstruos, en robots, cuyo placer más
grande sea comprar, comprar y comprar.

De otro lado, también quiero indicar a los medios de comunicación, privados y estatales, que durante la última semana, sus noticias sobre la ridícula “boda real” me han dado náuseas y vómitos, y no creo que le hayan aportado a nadie nada, ningún “valor” que no sea la náusea y el vómito. Además, pienso que si bien la Iglesia puede beatificar a quien le convenga, el bombardeo
mediático alrededor de la santidad de Juan Pablo II, no contribuyó a evitar el bombardeo real y nada santo que siguieron desplegando las grandes potencias frente a diferentes pueblos del mundo. En cuanto a la muerte de Osama, elevo una plegaria para que se terminen las guerras, las ocupaciones, las torturas. Ojalá que los poderosos que celebran la muerte hayan saciado de una vez por todas su sed de venganza y dejen de aterrorizar a la humanidad con sus armamentos, sus centrales nucleares, su contaminación, sus políticas de “seguridad”. Yo quiero celebrar la Vida, y estoy segura de que cuando ocurra la Paz, la humanidad en pleno podrá ser llamada santa.

Y por último, sobre la famosa “consulta-referéndum” (o al revés), a pocas horas de ir a las urnas resulta escandaloso que la gran mayoría de la población no conozca el contenido de las preguntas (ver datos de encuestadoras). ¿Quién o quiénes son responsables de esto?... “¿Seré yo, Señor?” preguntaba Judas.

Por el día de la libertad de expresión reafirmo mi opción de ser libre para inventar un mundo otro, con amor, con arte, con saberes, con espiritualidad. Un mundo de Paz. Y por el día de la madre, reivindico mi derecho a ser feliz sin necesidad de parecerme a esas viejas peluconas “modelos” o no de “virtudes” que creen que para ser mujeres, para ser madres, para ser seres humanas, hay que tener cuerpos, mentes, sentimientos y vidas “tuneadas” y artificiales.

Un abrazo,

María Eugenia