martes, 4 de noviembre de 2014

Mapa: ¿En qué países hay mayor igualdad de género?

Publicado: 29 oct 2014 | 8:37 GMT


Un mapa elaborado por el Foro Económico Mundial muestra qué países lideran los índices de igualdad de género. Aunque se han producido avances en este aspecto, los expertos recuerdan que ningún país ha cerrado por completo la brecha de la desigualdad.
El Foro Económico Mundial presentó este martes un informe global de la brecha de género. En el siguiente mapa que comparte en su sitio web se pueden observar de color azul oscuro los países con mayor igualdad de género, y de color azul claro los países donde las desigualdades entre hombres y mujeres son más acentuadas.





Para ver el mapa interactivo, haga clic aquí.

Mientras Islandia, Finlandia, Noruega, Suecia y Dinamarca encabezan esta clasificación, Yemen, Pakistán, Chad, Siria y Mali se sitúan en los últimos puestos. Según el diario 'The Washington Post', esto se debería a la inestabilidad política y los recientes conflictos ocurridos en estos países, así como al hecho de que buena parte de su población sea rural. 




En esta clasificación se han tomado en cuenta una serie de criterios como los indicadores de salud de las mujeres, su empoderamiento político, su participación en la economía de su país y el acceso a la educación. 

Aunque los autores del informe afirman que la igualdad de género está aumentando en todo el mundo, subrayan que todavía queda un largo camino por recorrer y que ningún país ha cerrado totalmente la brecha de género. Es más, se estima que acabar con la desigualdad de género llevará 81 años.

Fuente: http://actualidad.rt.com/sociedad/view/145189-mapa-genero-brecha-mujeres-paises

viernes, 15 de agosto de 2014

¿Qué hacemos con la masculinidad: reformarla, o abolirla transformarla?


Jokin Azpiazu Carballo (sociólogo y activista de los movimientos sociales) analiza las contradicciones del popular discurso de las nuevas masculinidades: el excesivo protagonismo, la escasa vinculación a las teorías feministas, el heterocentrismo, el binarismo, o las resistencias a renunciar a los privilegios

Masculinidades./ Señora Milton

Durante los últimos años, el estudio de la masculinidad (o las masculinidades) ha recibido gran atención tanto en el ámbito de la investigación como en otros ámbitos sociales, como por ejemplo el de los medios de comunicación. Al amparo de los estudios de género, en varias universidades se están realizando estudios sobre masculinidad, y las líneas de investigación sobre el tema se están fortaleciendo y afianzando. Al mismo tiempo se están impulsando diferentes iniciativas en el terreno de los movimientos sociales así como en el de la intervención institucional, siendo probablemente las más conocidas los denominados “grupos de hombres”.

La idea que subyace en la atención que la masculinidad está recibiendo en el terreno académico es la siguiente: el género es una construcción social (tal y como la teoría feminista ha argumentado ampliamente) que también nos afecta a los hombres. Por lo tanto, poner el “ser hombre” a debate e iniciar una tarea de deconstrucción es posible. Así, los estudios sobre la masculinidad nos animan a ampliar la mirada sobre el género, a mirar a los hombres. Esto tiene sus efectos positivos, ya que los hombres no nos situaríamos ya en la base de “lo universal” sino en el terreno de las normas de género y su contingencia histórica y social.


Artículo completo aquí

martes, 12 de agosto de 2014

Grupos de hombres y discursos sobre la masculinidad: ¿Nuevas configuraciones?

Jokin Azpiazu Carballo

Introducción
El interés por el estudio de las masculinidades se ha multiplicado de manera exponencial en los últimos años. Dicho interés no se relaciona únicamente con el espacio académico, donde en el terrenos de las ciencias humanas y sociales ha ganado gran importancia, sino que se ha extendido así mismo a otros ámbitos sociales de producción discursiva, como son los medios de comunicación de masas o las diferentes expresiones artísticas, especialmente el cine.

El terreno de los movimientos sociales y asociaciones, así como el institucional, no se ha mostrado ajeno a esta inflación discursiva en torno a las masculinidades. Tanto desde movimientos sociales de diferente índole (ubicados mayoritariamente en el terreno progresista) así como desde instituciones tanto locales como comarcales o autonómicas se han impulsado, en la última década de manera más insistente, la participación e implicación de los hombres en el cuestionamiento de su masculinidad, y por extensión en el problema de las relaciones sociales marcadas por el sexismo y la separación desigual de recursos y poder entre hombres y mujeres.

El objetivo de este artículo es atender a las diferentes formas en las que se ha desarrollado este interés por el análisis de la masculinidad, así como la emergencia del concepto “nuevas masculinidades”, tanto en el terreno académico como en el de los movimientos sociales e iniciativas institucionales al respecto. Para ello, es pertinente señalar que se trata de un ejercicio de acercamiento que probablemente exija ser ampliado en un futuro, y que se circunscribe a un periodo de tiempo, sobre todo en lo que se refiere al análisis de los discursos generados en los movimientos sociales e instituciones. Se ha tomado una muestra de textos y manifiestos publicados (por lo tanto de alcance social, aunque sea éste más o menos limitado) por algunos grupos e iniciativas sobre masculinidades en la Comunidad Autónoma del País Vasco en la última década. Hay que tener en cuenta asimismo, que es en ésta comunidad donde a través del programa “Gizonduz”, iniciativa del Gobierno Vasco impulsada por Emakunde en 2007, se crean varios grupos de hombres.

Acceder artículo cumpleto

viernes, 25 de abril de 2014

Historia ¿Tiene usted características poco varoniles? No se preocupe: lo suyo tiene remedio

Caballero, puede que la naturaleza le haya dotado de una voz aguda, unos hombres estrechos y unas caderas demasiado anchas. Tal vez, Vd. tenga una inusitada afición a los trabajos de la casa o, peor aún, sea vanidoso y su caminar sea suave y blando. Por suerte, todas estas cualidades tan poco varoniles pueden curarse mediante un tratamiento adecuado, según el doctor Alfonsus Adrianus Vander Put Vermuelen, a la sazón autor del clásico ‘Enfermedades y transtornos de la vida conyugal’, publicado en Barcelona en 1961.


El doctor Vander (para abreviar) no se corta un pelo a la hora de hacer distingos entre las cualidades propias de un hombre que se viste por los pies y las de una mujer como Dios manda. En el caso de las féminas, la desviación presenta las siguientes características: pechos pequeños, pies y manos grandes, erotismo exagerado, ideas de emancipación (¡!) y tendencia a mandar y dirigir, un defecto evidente que aparece representado por una doña mandona poniendo los puntos sobre las jotas a un caballero estupefacto.
Lo que no nos queda claro es el método que propone el doctor Alfonsus Adrianus Vander Put Vermuelen para curar estas aberraciones de la naturaleza. Tendremos que preguntárselo a Blog Odisea, que nos descubrió la existencia de este maravilloso volumen.



Vía Trash Ibérico, el mejor grupo de Facebook, con permiso del de Justin Beaber.

Fuente: http://blogs.publico.es/strambotic/2014/04/sarasas/

Experimentos con hombres

Experimento Nº1| Hombres Usan Ropa Interior Femenina 

 

Experimento Nº2 | Mujeres Usan Ropa Interior Masculina

 

Experimento Nº3 | Hombres Maquillándose

 


 

 

miércoles, 22 de enero de 2014

LA PAREJA PERFECTA NO EXISTE.

Por Nani El Espectador.

Estas cuatro ilustraciones son el fruto de años, de escuchar a hombres y mujeres hablando sobre cómo sería la pareja perfecta.

Algunas conversaciones terminaron en risas, pidiendo lo imposible y soñando con un ser casi extraterrestre.

Recopilando material en esos momentos de risas y de diferentes sitios en algunas webs de estilo científico, eso sí, echando mano como siempre, de clichés y de errores garrafales pasados de generación en generación, llegué a la conclusión de que todos estamos equivocados; hombres y mujeres.

Ya sea por exigirnos demasiado o por pensar que el ideal para el contrario es un cúmulo de teorías sexistas que nos convierten en esclavos del cuerpo o del sexo.

Si alguno se siente identificado con los dibujos que se lo haga ver de un especialista.


Por Nani El Espectador.


jueves, 9 de enero de 2014

¿De qué están hechos los hombres?

Fuente: http://blogs.elespectador.com/aprende-a-dibujar-con-nani/2014/01/09/de-que-estamos-hechos/