lunes, 9 de marzo de 2009

Los nuevos modelos de ser hombres.

Carmen Díez Mintegui

Antropóloga Feminista, Profersora de la Universidad del País Vasco

A finales de los años cuarenta Simone de Beauvoir planteó la cuestión de que la “mujer no nace, sino que se hace”; pasaron dos décadas antes de que se comenzara a profundizar en el significado de esa sentencia, mostrando las distintas formas de ser mujer y la importancia de los contextos sociales y culturales en dicha configuración. Demostrar que la biología no es destino, visibilizar la práctica social de las mujeres en cualquier tiempo y lugar, introducir cambios en la epistemología de las ciencias, son algunos de los objetivos que la visión crítica feminista de la ciencia se ha marcado durante las últimas tres décadas, en un proceso que sigue abierto.

A pesar de que desde el comienzo de ese proceso se puso en evidencia la necesidad de tener en cuenta el elemento relacional, es decir, que solamente entenderíamos la realidad de las mujeres en su relación con la de los hombres, no es hasta hace aproximadamente una década que se comienza a plantear de forma sistemática, el análisis de que también “ser hombre” es el resultado de distintos procesos sociales, y la necesidad de analizar esas construcciones en el contexto de las realidades complejas en las que surgen.

Publicar un comentario en la entrada